Los adolescentes atraviesan por una etapa fascinante del desarrollo, los cambios que se producen tanto a nivel físico como emocional nos remiten al cambio monumental de la primera infancia. Los padres también experimentan una transformación, algunos esquemas de la relación familiar se han modificado y hay que estar capacitado para adaptarse al cambio. La sociedad va evolucionando y cada época de adolescencia tiene nuevas interrogantes.

 

En la mayoría de los casos “la naturaleza” dota a ambas parte (hijos y padres) de recursos para resolverlo.

A veces, sin embargo, conviene consultar cuando se tiene dudas acerca de si el proceso evoluciona adecuadamente.

A veces, sin ser un cuadro muy complejo, la consulta a un psicoterapeuta va a favorecer que se allane el camino.

Otras veces, nos encontramos con situaciones en las que ya existe una problemática acusada y la intervención lo más temprana posible, cuando se detecten problemas, va a propiciar su mejor pronóstico.

La intervención con adolescentes va a incluir también a los padres, de una u otra manera, pero de  forma que el chico/a pueda sentir que, a pesar que el psicoterapeuta es otro adulto, no es una prolongación de los padres y realiza una función diferente para él.

 

Solicitar información y programas:

91 309 12 93 / 620 610 372  |  info@margaritaznarpsicologia.es