Algunas veces las personas experimentan un malestar en el desempeño de su vida cotidiana: ansiedad, (el antiguo “nerviosismo”) miedo,  dificultades para el descanso, tristeza, falta de energía para llevar el día a día,  irritabilidad o incertidumbre que uno piensa que no se corresponden con motivos que lo expliquen ¿Justifiquen? o que aunque los haya, están suponiendo un desgaste enorme.

Otras veces sucede que circunstancias vitales que se están atravesando están resultando un peso difícil de sobrellevar: Una pérdida, una ruptura, un conflicto con la pareja, o con un hijo o con un familiar, una situación profesional compleja, la aparición o desarrollo de una enfermedad etc.

Estas situaciones entre otras pueden justificar la petición de ayuda a un profesional de la Psicoterapia.

 

Solicitar información y programas:

91 309 12 93 / 620 610 372  |  info@margaritaznarpsicologia.es