El trabajo interdisciplinario en el tratamiento de la enfermedad celíaca en niños. El papel del psicólogo

Entonces el oficio de ser padres en este tiempo de especialización parece que se naciera sabiendo o se tuviera que aprender por ciencia infusa. Si además a la tarea de padres hay que añadirle la peculiaridad , una más entre un cúmulo de ellas, de transmitir a un hijo la importancia de ser dueño de su salud, la conveniencia de que respete una norma que al principio es de los padres -no comer gluten-, pero que progresivamente tiene que constituirse en una máxima de su autonomía, de su relación con su cuerpo y con los demás; pues las dudas, los miedos y los interrogantes pueden aumentar y lo que es más importante pueden hacer vivir la situación con mayor desgaste del que es necesario…